Objeto de estudio

El turismo ha sido siempre considerado una industria intensiva en información y, por ello, se ha sumado con rapidez y fuerza a la utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones desde los inicios de su implantación. En la actualidad, una gran parte de los turistas de cualquier lugar del planeta planifican sus vacaciones, realizan reservas y compras de servicios turísticos y comparten sus experiencias a través de Internet.

Por su parte, las empresas y organizaciones turísticas –y entre ellas las organizaciones de marketing de los destinos (OMDs)- desarrollan buena parte de su actividad de promoción y gestión apoyándose en las TICs. Las OMDs han destinado importantes esfuerzos en tener presencia en Internet mediante webs oficiales que han dado lugar a numerosas investigaciones para analizar su impacto, calidad y eficacia. Sin embargo, la evolución de las tecnologías es constante, y la irrupción de nuevas aplicaciones para móviles o nuevas herramientas de la web social ha venido a abrir el campo de posibilidades de promoción y de comunicación online con los turistas.

Las OMDs tienen ahora una gran oportunidad real para interactuar y analizar las opiniones, comportamiento e incluso movimientos de los turistas (gracias a la geolocalización). La investigación en este sentido es primordial para:

  • - Averiguar y cuantificar las repercusiones que estas tecnologías están teniendo en la actividad turística.
  • - Analizar las prácticas que se llevan a cabo y sus consecuencias publicitarias y de gestión.
  • - Realizar experimentos que abran nuevos campos de innovación que aporten valor añadido al sector.

Hoy en día, para los destinos turísticos ya no es suficiente con tener un buen sitio web y esperar a que el internauta llegue a él, ahora la institución debe aprender a acercarse a sus potenciales turistas, atraerlos a su sitio web y fidelizarlos como usuarios de sus contenidos y servicios.